Cuidados paliativos a domicilio en primera persona

Cuidados paliativos a domicilio en primera persona

Una enfermedad crónica o con mal pronóstico no impide que los pacientes puedan vivir con comodidad hasta el último de sus días. Al menos, esta es la premisa que perseguimos las entidades, los profesionales y las familias con los cuidados paliativos a domicilio. Pero, aunque el conocimiento y la defensa de este tipo de asistencia sanitaria especializada son cada vez mayores, aún es necesario alzar la voz en su defensa y en favor de un gran número de afectados (pacientes mayores o pediátricos, cuidadores, seres queridos, etc.).

Con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, celebrado el pasado 10 de octubre, los usuarios habituales de estos servicios han podido expresar qué es para ellos el bienestar en enfermedades avanzadas o crónicas y han podido explicárselo al resto de la comunidad. La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) les ha servido de altavoz y estas son las principales impresiones recogidas.  

Los cuidados paliativos definidos por enfermos y familias

Un gesto de cariño, el alivio del dolor, una cama acogedora, una buena comida… Algo tan subjetivo como la comodidad de cada enfermo se ha convertido en la mejor forma de definir y explicar la importancia de los cuidados paliativos a domicilio y su necesidad para conseguir el máximo bienestar posible en los peores momentos de la vida de los pacientes y de sus familias. Con esta idea en la cabeza, los días previos a la celebración del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, muchas personas relacionadas de alguna manera con esta rama de la atención sanitaria manifestaron su experiencia y definieron, de manera más humana, qué son los cuidados paliativos.

Todo depende de la perspectiva y de la posición de quien lo define. Pero, tal y como informa la SECPAL, pacientes, familias y profesionales sanitarios utilizan las mismas ideas para definir qué es la comodidad y el bienestar en este momento de dificultad:

  • Acceso universal a los cuidados paliativos a domicilio, de la mano de expertos en la materia y con todos los medios al alcance. Un equipo especialista y con experiencia en esta rama de la atención sanitaria es la única vía disponible para vivir con calidad en momentos de enfermedad terminal o crónica.
  • Trato personalizado, respetuoso y amable. El día a día de los enfermos y de las familias con los profesionales encargados de su caso debe transcurrir en un ambiente de total confianza y cercanía. Pero, sobre todo, debe asegurar el respeto por los deseos de los pacientes y de su entorno y garantizar unos niveles mínimos de compañía y compasión.
  • Ausencia de dolor. Esta es una de las bases principales de los cuidados paliativos a domicilio. Llegar al final de la vida con una enfermedad que no tiene cura requiere las medidas y los tratamientos que hagan falta para paliar cualquier molestia o dolor.

Junto al apoyo psicológico y al fomento de las relaciones familiares, estas son las ideas básicas con las que enfermos y familias definen los cuidados paliativos y el bienestar que aspiran a conseguir con ellos. Y en Alborea, como especialistas en esta rama de la atención sanitaria, podemos proporcionarlos.